Evaluaciones Periciales

Evalauciones Periciales

Desde el campo de la psicología forense, un peritaje es sinónimo de evaluación. Dentro de un proceso judicial, cualquiera de las partes puede solicitar como prueba un peritaje psicológico.

“El psicólogo, desde el ámbito privado y actuando como perito, puede actuar como ASESOR del juez, del abogado que reclama sus servicios y como COLABORADOR del abogado en la resolución de un procedimiento civil, familiar, penal y laboral, en todos los momentos del mismo y con un enfoque interdisciplinar” (Bernal y Martín, 1990).

También puede intervenirse como MEDIADOR, proporcionando soluciones negociadas a los conflictos jurídicos, a través de una intervención que contribuya a paliar y prevenir el daño emocional, social, y presentar una alternativa a la vía legal, donde los implicados tienen un papel predominante.

Las áreas en las que se realizan dichos informes son:

Ámbito de Familia

  • Guarda y custodia (atribución inicial y cambio de custodia)
  • Régimen de visitas: diseño y seguimiento de programas
  • Patria Potestad
  • Valoración de competencias de menores, custodios, personas mayores
  • Valoración de adoptantes
  • Evaluación psicológica de las causas de nulidades civiles y canónicas

Ámbito Laboral

  • Acoso moral o “mobbing”
  • Estrés laboral o “burnout”
  • Incapacitaciones laborales
  • Valoración de secuelas psíquicas de accidentes laborales
  • Simulación / disimulación de sintomatología.

Ámbito Civil

Tutela e incapacitación y baremación de secuelas derivadas de un daño sobrevenido.

  • Evaluación psicológica de la capacidad civil en la toma de decisiones (contratos, testamentos tutelares, internamiento en centros, cambio de sexo, etc.)
  • Valoración de secuelas psicológicas derivadas de un accidente.
  • Minusvalías psíquicas (trastornos mentales, demencias, etc.).

Ámbito Penal

  • Responsabilidad penal (imputabilidad)
  • Evaluación de víctimas de delitos
  • Secuelas/daño moral
  • Preparación y acompañamiento a juicios
  • Simulación / Disimulación de sintomatología.

¿Cómo se hace?

Se realiza una PRIMERA ENTREVISTA INICIAL o de valoración GRATUITA con el objetivo de conocer el caso y determinar si es procedente la realización de un informe pericial psicológico.

Después se hace una PROPUESTA donde se detalla la planificación de la evaluación y el PRESUPUESTO.

Si el cliente aprueba dicha propuesta, se procede al estudio de la documentación disponible en el expediente judicial, informes ya existentes y otros documentos que se aporten. Se aplican diferentes pruebas psicológicas (tests) especialmente seleccionadas para el caso que se estudie y se realizan las entrevistas y/o visitas que sean precisas para concretar la información que se precise.

Posterior a la evaluación se realiza un análisis pormenorizado de toda la información recogida y se emite un informe pericial, que recoge toda la información obtenida y contiene un dictamen psicológico pericial.

En los casos en los que sea necesario, se acude al juicio para ratificar verbalmente el informe pericial ante el juez.