Psicoterapia Adultos

Psicoterapia para Adultos

Psicoterapia para Adultos

No existe un perfil determinado de persona que acude al psicólogo, pero es posible establecer dos razones fundamentales por las que pide ayuda a este profesional: La primera, por un trastorno psicológico que generara un malestar clínicamente significativo y afectan en el desarrollo normal de su vida cotidiana, como puede ser los trastornos de ansiedad, la depresión, o una dependencia o adicción. La segunda, en la que la persona no necesariamente tiene un trastorno mental, pero requiere ayuda en la adaptación a nuevas situaciones vitales, asesoramiento en procesos de toma de decisiones y solución de problemas o mejora en algún aspecto de su día a día (como las técnicas de estudio, técnicas para el manejo de las emociones o el control del estrés).

La terapia psicológica se planteará a partir de la información que refiera el paciente (y los familiares si fuese necesario) y de la evaluación del profesional. Por eso cada terapia es diferente y a de adaptarse al individuo.

Uno de los objetivos prioritarios de la terapia es no cronificar y no alargar el proceso de terapia más de lo que sea necesario, ya que considero que la persona tiene que adquirir la capacidad de afrontar y solucionar los problemas cotidianos por sí mismo. Creo que la idea de que el psicólogo tiene que formar parte de la vida de la persona como lo es su médico de cabecera: sabemos que está ahí y podemos recurrir a él, pero siempre y cuando sea necesario.